Acerca de la agricultura sustentada por la comunidad

Desde siempre el consumo de alimentos ha sido un asunto social: familias y amigos se sientan a la mesa para celebrar eventos importantes como bodas, cumpleaños, Navidad, etc. La producción de comida también solía ser un asunto social, como cuando en las comunidades indígenas bailaban y realizaban rituales comunitarios a los dioses de la lluvia, del agua y del sol para agradecer o pedir cosechas abundantes. Sin embargo, hoy en día la conexión entre el consumo de los hogares y la producción agrícola es cada vez más débil.

Las pequeñas granjas familiares son negocios locales capaces de generar trabajos, mantener el dinero circulando en la economía local y de fomentar la prosperidad de otros negocios locales resultando en mejores viviendas, servicios de salud, educación y, en general, en una mejor infraestructura y mayor desarrollo económico en las áreas rurales. Debido a este gran poder de revitalización comunitaria ecológica y sustentable, es necesario generar estrategias que garanticen que los agricultores obtengan un mayor porcentaje del valor agregado de sus productos. Para muchos investigadores la única manera de lograr esto es volviendo a personalizar el lazo entre consumidores y agricultores.

La “agricultura sustentada por la comunidad” (CSA por sus siglas en inglés) es una de estas estrategias que resulta atractiva para los consumidores y agricultores que creen en la necesidad de generar economías agrícolas locales autosustentables y para todos aquellos que estamos desilusionados por el sistema de producción, procesamiento y distribución agrícola actual.

La agricultura sustentada por la comunidad (CSA) es un modelo socioeconómico que crea lazos directos entre productores y consumidores de alimentos, tanto en entornos rurales como urbanos. A cambio de recibir semanalmente una canasta de productos locales frescos y orgánicos, acompañados de un boletín informativo, los consumidores se comprometen a “suscribirse” a la CSA por tres meses o hasta un año.

La CSA ayuda a los productores a recuperar su parte del mercado, su seguridad económica, su capacidad para diversificar su producción y a maximizarla sin arriesgar su calidad gracias a que facilita y hace más atractivo para los hogares el consumir productos locales. En la CSA , los consumidores ganan alimentos muy frescos y conocimiento de cómo sus alimentos son producidos, además de permitirles tener un rol activo en la preservación del medio ambiente y en la producción agrícola sustentable.

¿Cómo funciona nuestra comunidad?

Nuestra comunidad está formada por individuos y familias quienes se involucran en la producción de sus alimentos de varias formas dependiendo de sus intereses; algunos reciben semanalmente una canasta con la cosecha de la semana, otros también acuden a eventos sociales en el Huerto, mientras que otros participan regularmente en la producción de sus alimentos (ya sea en el huerto comunitario o en su parcela personal). Nuestro Huerto CSA ofrece varias alternativas para reconectar a las familias con la tierra de donde provienen sus alimentos, fomentando con ello un consumo sano, social y ambientalmente responsable.

Próximos Eventos

No hay próximos eventos actualmente.

Últimas entradas

Bitnami